lunes, 15 de febrero de 2010

"CON EL ADVENIMIENTO DE INTERNET SE HA POTENCIADO LA FUERZA DEL CUENTO"

Entrevista a Luis Barrera Linares, por Juan Manuel Parada.
Maracaibo, 1951, Luis B. L. escritor y crítico. Uno de los más destacados y prolíficos investigadores venezolanos que han dedicado parte de su bibliografía al "Cuento breve y sus alrededores". Con esta entrevista nos planteamos ampliar los conceptos en torno al arte de narrar. Pronto las respuesta a estas mismas preguntas por: Gabriel Jiménez Emán y José Acosta.

1- Cortázar afirma que el cuento contemporáneo se propone como una máquina infalible destinada a cumplir su misión narrativa con la máxima economía de medios ¿Sigue vigente esta aseveración?

Sin duda, nunca tal afirmación tuvo más vigencia. Con el advenimiento de la Internet se han potenciado la fuerza del cuento y las exigencias para su escritura: brevedad, contundencia, concentración, reducción al mínimo de los ripios u otros elementos que perturben el desarrollo de lo que se desea contar. El cuento tiene que ser una cuchillada infalible, certera, si quieres lograr que su efecto llegue a un lector y perdure en su memoria.

2- ¿Cuáles son sus claves para construir un relato visual?

No estoy seguro de lo que implicaría un “relato visual”. Si se trata de ofrecer historias en las que lo descriptivo se imponga por sobre lo narrativo, pues el cuentista debe concentrarse en lo que los teóricos del cuento llaman el “escenario”, la “atmósfera”, el espacio en el que se mueven los personajes. Y no se trata de una contradicción en la que la historia desaparezca, es más bien una orientación narrativa en la que el peso de los cuadros es determinante a la hora de cerrar un argumento. No creo que ello sea más o menos exigente, ni más o menos pertinente, que un cuento donde predomine lo épico (los acontecimientos). Es una modalidad narrativa distinta, nada más, distinta incluso de la categoría que algunos denominan “cuento lírico” (más enfocado hacia ciertas imágenes).

3- ¿Es importante el estímulo sensorial a través del texto narrativo?

Sí, naturalmente, así como lo es para cualquier otro tipo de texto. No basta que el texto diga “llovía”, “había cascadas”, “los ríos…”, etc. Se precisa que el lector perciba a través de las palabras una sensación de humedad. Me parece que se trata de un aspecto fundamental de la escritura literaria en general. Si con un texto que presumes de literario (narrativo o de otra categoría) no haces sentir nada al lector, será mejor que comiences a escribir otro. Al cesto. Lo que puede pasar es que cada texto posea ciertos vínculos casi mágicos que lo conducen a ser “identificado” por unos lectores y no por otros. Digo, se trata de compartir “sensaciones” con otros y eso no necesariamente se logra con todos, ni siquiera en los casos de los clásicos. Hay lectores para quienes algunos clásicos resultan “aburridos” e incluso “prescindibles”. Y a lo mejor tiene que ver con que no les llegan, no golpean su sensibilidad, al menos en un momento determinado de lectura.

4- ¿Cómo se logra la naturalidad en el arte de narrar?

Hay que ser sincero, no prefabricar nada, no suponer “con este cuento o esta novela me propongo…”. Eso es artificio. La literatura tiene que ser sincera, espontánea, dejar a un lado los prejuicios de los que puedas haber aprendido qué es “literatura” y dejar que tu discurso fluya sin camisas de fuerza, libre, como si estuvieras hablando con otro…

4- ¿Qué es el estilo?

La forma particular en que como escritor has aprendido que debe ser planteado un texto, tus manías escriturales, los guiños específicos y muy personales con los que logras cautivar a un lector de cualquier tiempo.

6- ¿Continúa vigente la estructura: Presentación, Conflicto y Desenlace para el desarrollo de un cuento?

Sí, no importa si aparecen en ese estricto orden, siempre están. Los griegos fueron acertados en eso. Es el esquema planteado desde la antigüedad por Aristóteles. Puedes alterarlos, desordenarlos, ocultarlos en una historia, pero siempre el lector tendrá la posibilidad de organizarlos mentalmente. En el caso del relato, se trata de un desiderátum.

7- ¿Algunas claves para lograr la intensidad narrativa?

Cero prejuicios acerca de lo que dicen los manuales o la crítica. Permitir que la escritura fluya sin obstáculos y, muy importante, no hastiarte de dudar en relación con la forma acabada de un texto. Me parece que la sinceridad es aquí un factor importante, relevante. Cada texto te va ofreciendo su propia estructura y organización. Si logras capturarla y no la desvías, habrá intensidad.

8- ¿Cómo se construye un personaje creíble?

Convenciendo al lector de tu seguridad total acerca de su existencia. Aquí no hay límites y esto no tiene que ver con lo real o con lo imaginario y lo virtual. Si estás seguro de la “personalidad” de tu personaje y él se comporta como debe hacerlo, el lector no dudará de él. La credibilidad la pone el escritor y debe asimilarla el lector. También es importante que un personaje resulte verosímil en el marco de la historia en que aparece.

9- ¿Importancia de los diálogos en el cuento moderno?

Soy poco adicto a los diálogos prefabricados e interminables. Me parece que son importantes, pero es necesario utilizarlos racionalmente, cuando se precisan, como ocurre en el lenguaje cotidiano. El diálogo es tan importante como otros factores. Tanto que desde que comienzas a escribir tu texto, estás abriendo ya una posibilidad de diálogo con unos lectores a los que no conoces, otros ni habrán nacido. La literatura es de hecho un diálogo con unos destinatarios que son un enigma y en consecuencia es la recreación de un universo sostenido con base en el lenguaje. Si el diálogo es uno de sus aspectos relevantes de esa facultad, claro que, como recurso narrativo, debe tener el mismo nivel de importancia en la literatura.