lunes, 10 de noviembre de 2014

ESTA CIUDAD QUE NINGUNA "IGUALA"

La mujer del alcalde se prepara para un discurso ante la sociedad de mujeres de alcaldes. Sus esposos, los alcaldes, fuman y beben añorando a sus amantes. Más alllá del teatro, cuarenta y tres estudiantes, que nunca llegarán a ser alcaldes ni sus mujeres, protestan el costo de la matrícula. La policía municipal espera la femenina y sofisticada orden de la primera dama para masacrarlos, mientras sudan sus uniformes deseando a las señoras de los alcaldes.
Y así, entre los deseos de carne, poder y justicia de la gente que habita esta ciudad que ningua Iguala, transcurre otro día en orden... en democracia.

Juan Manuel Parada
Venezuela, 10 de noviembre de 2014. 43x43. Justicia para México.

1 comentario :

revista tinajas dijo...

hermoso trabajo... y su hermosura esta en la facultad de transmitir el dolor y la impotencia por la injusticia cometida: vaya juan manuel, que nuestros escritos denuncien una verdad como la que has compartido con tu pluma